Ajo

¿Sabías que el ajo fue la base de la alimentación de los esclavos que construyeron las pirámides de Egipto?

En la actualidad es utilizado como especia o condimento y también dentro de la medicina alternativa como suplemento curativo. El ajo se ha utilizado a lo largo de la historia como antiséptico, por su contenido de alicina, substancia similar a la penicilina. Contiene vitaminas del grupo B y C, es aperitivo y estimulante de la digestión. Ayuda a reducir los riesgos de contraer cáncer por su alto contenido en antioxidantes, es antiinflamatorioe incrementa las defensas del organismo mejorando el sistema inmunológico. 

También es un excelente conservador natural.

100 g (76 g comestible) de ajo aporta:

  • Energía: 149 Kcal.
  • Proteína: 6.3 g
  • Lípidos: 0.5 g
  • Hidratos de carbono: 33 g
  • Fibra: 2.1 g