Hummus

Hummus

  • Porción: 5 cucharadas (75 g)
  • Energía: 125 Kcal.
  • Proteína: 5.9 g
  • Lípidos: 7.2 g
  • Hidratos de carbono: 10.7 g
  • Fibra: 4.5 g
"Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes".

El hummus es un alimento tradicional de la cocina mediterránea, se elabora a base de garbanzos finamente molidos mezclados con Tahini, una pasta hecha de semillas de ajonjolí. Esta mezcla, además de nutritiva y deliciosa, es versátil pues se puede mezclar con todo, está indicada en cualquier etapa de la vida, y por si fuera poco, se vale incluirla en distintos tiempos de comida. 

5 Beneficios a la salud

  1. Ayuda a controlar el apetito pues además de proteína aporta fibra.
  2. Es un alimento de bajo índice glicémico, recomendado para personas que viven con diabetes.
  3. Contiene antioxidantes y ácido fólico necesario en etapas de crecimiento y desarrollo.
  4. Aporta proteínas de origen vegetal, ideal para vegetarianos. ¿Sabías que la combinación hummus con cereal (pan pita, tostadas, galletas) brinda proteínas de mejor calidad?
  5. Es considerado un alimento cardiosaludable. ¿Sabías que incluir leguminosas dentro de una alimentación correcta contribuye a disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular?

 Ideas para incluirlo en tu día a día

  • Sustituye la mayonesa por hummus, además de potenciar el sabor, ahorras calorías. 30g de mayonesa aporta 200 Kcal. mientras que la misma cantidad de hummus ¡sólo 70!
  • Sopecitos (al comal) de hummus con salsa pico de gallo. Sí, sé que suena extraño pero resulta una deliciosa combinación, ideal como opción de cena.
  • Para media tarde. Tostadas de maíz horneadas con hummus, pepino y chile piquín.
  • Inclúyelo como dip en el refrigerio escolar.
  • ¿Qué tal en lugar de salsa Tampico en los rollos de sushi?
  • Una cena ligera cargada de sabor: vegetales a la parrilla (berenjena, pimiento, setas y calabaza) con dos cucharadas de hummus.

Propiedades nutrimentales del huevo

heuvo.jpg

Estrellado, revuelto, cocido, frito, poché, para rebosar, empanizar o capear. El huevo es uno de los alimentos más versátiles, económico, nutritivo y mejor, aceptado por la población en general. 

1.    Combate la inflamación

El huevo (principalmente la yema) es rico en colina o vitamina B7, este nutrimento cuenta con propiedades antiinflamatorias que contribuyen en la prevención de diversas enfermedades.

Si bien la inflamación es parte importante del proceso de curación del cuerpo, la inflamación crónica es la causa de diversos problemas de salud tales como lesiones musculares, enfermedad de Crohn, fibromialgia, alergias, trastornos de la piel, asma, enfermedades del corazón, artritis y cualquier otra condición que termine en “itis”. 

2.    Contiene proteínas de excelente calidad

La proteína del huevo tiene una mezcla perfecta de aminoácidos esenciales necesarios para ayudar a mantener la función muscular y la regeneración de tejidos. Después de la leche materna la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) considera al huevo como el alimento que posee mayor valor biológico y se toma como proteína de referencia.

Las proteínas son valoradas de acuerdo a la cantidad de aminoácidos esenciales que contienen y a su facilidad de asimilación, a esta medición se le denomina valor biológico (VB). Por ejemplo, la leche materna tiene un VB de 100, mientras que la carne roja de 74 y el huevo de 93, por lo tanto el huevo es la segunda fuente de proteínas para la nutrición.

3.    Cuida tu economía

El huevo es uno de los alimentos con mayor accesibilidad en el mercado y su relación calidad- precio es inigualable. En la actualidad, un kilo de huevo cuesta una tercera parte de lo que cuesta un kilo de carne vacuna.

México es el primer consumidor de huevo fresco en el mundo. Su participación en la dieta ha ido en aumento. De acuerdo a la Unión Nacional de Avicultores de 1994 a 2013 el consumo anual por persona aumentó de 16.7 kilogramos a 21.7.

4.    Conserva la línea

Mientras los hidratos de carbono se digieren en menos de dos horas, las proteínas tardan hasta cuatro. El huevo al ser un alimento rico en proteínas nos ayuda a sentir saciedad y con energía durante más tiempo lo que contribuye a mantener un peso saludable. Un estudio publicado en The International Journal of Obesity muestra que incorporar huevos en el desayuno por lo menos 5 días por semana durante ocho semanas promueve el control de peso en personas con sobrepeso que se sometían a dietas bajasen calorías, en comparación con las personas que desayunaban bollería con un contenido calórico similar.

5.    Mejora la visión

El color amarillo de la yema se debe al rico contenido de luteína y zeaxantina, dos pigmentos carotenoides que ayudan a prevenir la degeneración macular, una de las principales causas de ceguera relacionada con la edad, también reduce el riesgo de cataratas. Un estudio publicado en The Journal of Nutrition reveló que consumir seis huevos a la semana durante 12 semanas aumenta los niveles de zeaxantina en sangre y mejora la densidad óptica del pigmento macular.

6.    Fortalece el sistema inmunológico

 La vitamina A contenida en el huevo desempeña una importante labor en el fortalecimiento del sistema inmunológico ya que ayuda en la creación de los defensores del organismo: los glóbulos blancos, que destruyen los virus invasores y las bacterias.

7.    Mantiene músculos y huesos fuertes

Una de las pocas fuentes alimentarias de vitamina D se encuentra en la yema de huevo. La vitamina D además de calificarse como vitamina, también se incluye en la categoría hormona. Actúa en la muchos procesos biológicos y en la prevención de lesiones musculoesqueléticas tales como fracturas por estrés, osteomalacia (reblandecimiento de los huesos) y miopatía (enfermedad del músculo). 

8.    Alimento versátil

El huevo es un alimento de mucha versatilidad sobretodo en nuestra cocina mexicana. Se consume sólo o como parte de otros platillos, como plato principal o como guarnición, en preparaciones dulces o saladas, para preparar merengues y espesar salsas. En fin, el huevo tiene tantos usos como uno le quiera dar.

9.    Salud cardiovascular

Si bien es cierto que el huevo aporta una considerable cantidad de colesterol, también contiene importantes nutrimentos que pueden ayudar a reducir el riesgo cardiovascular. El huevo es una excelente fuente de antioxidantes y nutrientes implicados en la prevención de enfermedad coronaria. La colina contenida en el huevo, -además de actuar como antiinflamatorio- evita que se dañe el revestimiento las arterias lo que minimiza el riego de ataques cardiacos.

 10.    Antidepresivo natural

El triptófano es un aminoácido contenido en el huevo. El cuerpo utiliza el triptófano para producir serotonina, también conocida como hormona del humor. La serotonina es un mensajero químico relacionado con el estado de ánimo y el sueño. Niveles bajos de serotonina en el cerebro afectan directamente el estado de ánimo llegando a provocar ansiedad, angustia, mal humor y depresión. El triptófano también regula los ciclos de sueño y de vigilia, así que no descartes este delicioso alimento durante la cena.

11.    Recargan la pila

Un huevo contiene el 22% de la ingesta diaria sugerida de Riboflavina, vitamina del grupo B que se encargan de transformar los alimentos en energía. Por otro lado cumple funciones antioxidantes ya que activa las enzimas que nos protegen de sustancias que generan los radicales libres y que generan radicales libres y dañan nuestras células.

La proteína del huevo se absorbe con tanta facilidad que resulta un alimento idóneo para la recuperación muscular.

12.    Estabiliza los niveles de glucosa en sangre

En personas saludables la cantidad de glucosa en sangre aumenta después de comer y la insulina (hormona encargada de introducir la glucosa a la células para dar energía) comienza a hacer su trabajo liberándose en torrente sanguíneo, por lo tanto, mientras más glucosa, más insulina se libera. Investigaciones han demostrado que los aumentos extremos de glucosa e insulina en sangre pueden conducir a un mal control de la glucosa y aumentar con el tiempo el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Un estudio de la Universidad de Missouri-Columbia indica que consumir desayunos ricos en proteínas -como la del huevo- puede mantener un mejor control de la glucosa y la insulina que las que no lo hacen. 

"El Bien Comer es un placer"