Salmón

 

SALMÓN FRESCO

  • Porción: 30 g
  • Energía: 55 Kcal.
  • Proteína: 6 g
  • Lípidos: 3.2 g
  • Hidratos de carbono: 0

El salmón es fuente importante de proteínas y Omega 3, un tipo de grasa con propiedades antiinflamatorias que ayuda a prevenir enfermedades del corazón, la formación de coágulos, apoplejías, hipertensión, colesterol elevado, Alzheimer, depresión y algunas afecciones cutáneas.

También destaca su contenido en selenio, mineral relacionado en la prevención de cáncer. Contiene importantes vitaminas como la D que promueve huesos y dientes saludables, la B12 ayuda a evitar anemia y la riboflavina o B2, se encarga de liberar la energía proveniente de los carbohidratos.

El salmón se clasifica tradicionalmente como pescado graso o azul, actualmente los podemos encontrar en cualquier época del año, pues la mayoría del que llevas a la mesa proviene de granja.

La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir –por lo menos- dos porciones de pescado a la semana.

TIP: Al cocinarlo no retires la piel y evita tenerlo al fuego por mucho tiempo pues la cocción excesiva podría disminuir parte sus propiedades nutrimentales.