Sardinas

¿Quién lo dijera? En tan pequeños pescaditos grandes beneficios. Además de que es un alimento económico y de fácil acceso, las sardinas pueden proveer tu dosis diaria de Omega 3, indispensable para una buena salud cardiovascular.

Las sardinas son ricas en piridoxina, vitamina recomendable en casos de diabetes, depresión y asma.

Su consumo se relaciona con la disminución de malestares articulares en pacientes con artritis, y su alto contenido de vitamina D ayuda a fortalecer huesos y dientes.

Son un excelente alimento para niños, deportistas y embarazadas. Si las consumes en lata, cuida que no estén en aceite para no aumentar su valor calórico. 

Sardinas en aceite

  • Porción: 3 piezas (36 g)
  • Energía: 75 Kcal.
  • Proteína: 8.9 g
  • Lípidos: 4.1 g
  • Hidratos de carbono: 0 g


Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes.