Productos light en la dieta del corredor

Correr es una de las actividades que demanda mayor energía y mantener una dieta basada en productos bajos en calorías puede implicar efectos negativos en la salud del corredor. Entre las consecuencias más observadas tenemos:

Falta de energía

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía y también son el nutrimento que más rápido se agota, por lo que deben ser abundantes en la dieta del corredor. En algunos productos light las calorías se reducen al sustituir sus hidratos de carbono (azúcares) por edulcorantes no calóricos, por lo que este tipo de productos no son la mejor opción durante entrenamientos intensos y/o competencias.

Balance energético negativo

Si bien para perder peso es necesario mantener un balance negativo en nuestra ingesta calórica, dietas menores a 1,200 calorías pueden provocar mal humor, cansancio, bajo rendimiento deportivo, desnutrición, pérdida de masa muscular y mayor porcentaje de grasa corporal. No es recomendable que un corredor se someta a este tipo de dietas.

Disminución de la tasa metabólica

La tasa metabólica es la velocidad que el organismo tiene para utilizar la energía. Al restringir abruptamente las calorías de la dieta el cuerpo comienza a disminuir su ritmo de trabajo y aprende a vivir “con poquito” es decir, cada vez necesita menos calorías para sobrevivir, a esto se le conoce como “metabolismo lento”. Personas con metabolismo lento suelen presentar fatiga por lo tanto rendimiento físico por debajo de su capacidad real.

Ganancia de peso

Que un alimento sea light no significa que no siga siendo un alimento calórico. Los productos light pueden llegar a generar confusión y falsa seguridad en los consumidores ya que son percibidos como adelgazantes o que “no engordan” lo que provoca un mayor consumo de los mismos. Si se cae en el error de que por ser light se puede abusar de ellos, la ingesta calórica aumentará y en consecuencia el tamaño de la cintura también.

Deficiencias nutrimentales

Nuestro cuerpo necesita gran variedad de nutrimentos los cuales están contenidos en los alimentos. Una dieta insuficiente disminuye el sistema inmunológico, aumenta el riesgo de sufrir lesiones y provoca desequilibrios bioquímicos, entre los más comunes, dificultad de absorción de la Vitamina D a consecuencia de la baja ingesta de grasas, calambres por falta de ciertos minerales y/o fatiga crónica por el poco aporte de hidratos de carbono a la dieta. 

Este texto lo escribí para la Revista Runners World México.