Dieta post maratón

La recuperación post maratón va más allá de esa deliciosa cerveza que a todos nos prometen al cruzar la meta. Regenerar al máximo tu organismo no depende de una sola comida y es uno de los retos más importantes de todo corredor ya que requiere de complicados procesos fisiológicos de reconstrucción y adaptación en respuesta al estrés del ejercicio. Para lograrlo es necesario:

1.    Reponer los depósitos de glucógeno

El primer bloque de recuperación comprende los primeros 20 minutos después de recibir la medalla, por lo que inmediatamente deberás consumir de 1 a 1.5 gramos de carbohidratos por kilogramo de peso corporal, es decir un corredor de 60 kilos deberá consumir entre 60 y 90 gramos de hidratos de alto índice glucémico. Posteriormente se recomienda una ingesta de 30 a 60 gramos por hora hasta lograr un consumo total de 7 a 12 g/kg. (420 a 720 gramos durante todo el día).

La felicidad de consumir carbohidratos no termina el día del maratón pues durante las siguientes 48 horas deberás seguir comiendo como los previos a la competencia (60- 65% del total de tus calorías).

Alimentos recomendados: arroz, trigo, avena, papa, tortilla, pan, pasta, barras de cereal, verduras, frutas, leguminosas (haba, lenteja, frijol), lácteos y azúcares simples como miel, mermelada y azúcar.

2.    Rehidratar

Se sugiere una ingesta mínima de 450 a 650 ml. de líquido por cada 0.5 kg de peso corporal perdido durante el maratón. La orina transparente es indicador de una buena hidratación.

Alimentos recomendados: bebidas deportivas, nieves, caldos, sopas, licuados y jugos de verduras y frutas. Evita cualquier bebida alcohólica.

3.    Reparar músculos

Las proteínas son grandes aliadas en regenerar daños musculares. Procura una ingesta del 20% del total de tu ingesta calórica.

Alimentos recomendados: yogur griego, proteína en polvo (suero de leche), huevo, pescado, carnes magras, leguminosas y semillas como nueces, almendras y cacahuates.

4.    Fortalecer el sistema inmune

El desgaste y estrés que sufres durante la carrera provoca una baja de defensas por lo que deberás incluir alimentos ricos en antioxidantes.

Alimentos recomendados: Aceite de oliva, ajo, frijoles, cacao, cebolla, cítricos, espinacas, manzanas, nueces, frutillas (arándanos, moras, frambuesas, cerezas y fresas), pescado azul, té verde, tomate, uvas y zanahorias. 

 

Este texto lo escribí para Runners World México