Cómo es la comida en Japón

japooo.jpg

He tenido la fortuna de visitar Japón en tres ocasiones, la primera (hace 13 años) recuerdo que a la semana me metí corriendo a un establecimiento de hamburguesas, ¡terminé harta de la comida!, cabe mencionar que en esa época no existían tantos -buenos- restaurantes de comida tradicional japonesa en México, por lo que la mayoría de los platos que probé resultaban desconocidos e incluso algunos desagradables.

Con base a esta primer experiencia, la segunda vez (aproveché que llegábamos a departamento) llevé provisiones como salsas, limón embotellado, chilaquiles de caja, frijoles de bolsita, tortillas de paquete y tostaditas horneadas. Al principio, la familia se reía de mí pero  a la mitad del viaje lo agradecieron.

En esta última visita disfruté al máximo de la comida japonesa (sobretodo la callejera), confieso que me dejé ir como gorda en tobogán, mi cuenta de Instagram (@biencomer) lo delata.

Además de arroz y pescado, ¿qué comen en Japón?

En efecto, no solo se come sushi en el país nipón. La gastronomía japonesa es -muy- amplia y variada. Estos son algunos de los platos más populares que me tocó comer en este viaje:

  • Fideos. Los hay fríos (Soba) o calientes (Ramen o Udon) o Yakisoba (fritos) generalmente los venden en fonditas económicas y ordenas en máquinas.
  • Tonkatsu. Cerdo empanizado, lo acompañan con arroz blanco y col.
  • Nikuman. Pan relleno de cerdo. Una verdadera delicia callejera.
  • Karaage. Pollo frito marinado en soya y jengibre. A mi gusto, ¡muy salado!
  • Takoyaki. Bolitas de harina fritas rellenas de pulpo, he de confesar que las mejores eran de puesto callejero.
  • Gyozas. Empanadas rellenas de cerdo o camarón. Muy parecidas a las que comemos en México.
  • Yakitory. Brochetas a las brasas de vegetales, pollo, carne o vísceras. Las encuentras fácilmente en puestos callejeros.
  • Gyudon. Tazón de arroz con ternera y cebolla, tiene un sabor dulce. Lo comí en el Mercado de Tsukiji.
  • Onigiris. Triángulos de arroz con algún tipo de relleno, mis favoritos son los de chamoy. Eran snacks de supermercado.
  • Kobe. Carne de buey japonés de linaje puro. Es una carne muy suave perfectamente marmoleada pero muy muy cara (entre $1,300 y $4,000 MXN 120 gramos).

Ojo. Hay muchos, muchísimos más platos, esto es lo que como turista me tocó ver y comer en Tokio, Kioto, Osaka y Kobe. Cada región tiene sus especialidades.

De postre

El que se te antoje. Helados, bolitas de harina de arroz rellenas de fruta (¡ufa!, me acuerdo y se me hace agua la boca), pasteles y los famosos “Tokyo Bananas” panecillos rellenos de plátano. Japón se caracteriza por tener una gran variedad de postres, que además de ricos están lindísimos (Kawaii). Los principales ingredientes: matcha y frijol dulce.

De beber

Antes, durante y después de comer: matcha. Si bien a mi no me gusta pese a sus mil y un propiedades, a mi esposo e hija les encanta. La consumieron no solo en tés, también en panes, galletas chocolates y golosinas.

Las maquinitas de bebidas son una maravilla, tienen agua natural, Calpis (mi favorito), tés, cafés, leches, jugos, bebidas deportivas, energizantes y gaseosas. Casi no ves refrescos de cola. En cuanto a bebidas alcohólicas, como es de esperar hay sake (bebida a base de arroz) por todos lados, también beben mucho whisky y cerveza.

¿Y qué hay de las verduras?

Muchas algas. Las verduras generalmente son encurtidas y fermentadas, excelentes para mantener una buena salud digestiva.

Como visitante, aquí algunos pros y contras de comer en Japón

PROS

  • Por lo general la comida está exhibida en vitrinas o en fotos, esto favorece la elección.
  • No es necesario dejar propina y el servicio es excelente.
  • Difícilmente comerás algo congelado. Los alimentos son muy frescos.
  • Puedes comer con cualquier presupuesto.
  • En todos los establecimientos de comida ofrecen agua natural a libre demanda.
  • Su dieta es rica en probióticos lo que favorecen la salud digestiva.
  • Puedes comer bien y abundante con bajo presupuesto.
  • Hay excelentes restaurantes de cocina internacional. 

CONTRAS

  • Olvídate de la fruta, es cara y poco variada.
  • Algunos establecimientos no exhiben la comida y solo tienen el menú en kanji. Una recomendación es descargar Google Translate en el teléfono (nos salvó un par de veces).
  • Difícilmente encuentras restaurantes con servilletas de papel en la mesa. Utilizan toallitas húmedas para limpiar las manos. En lo personal, prefiero el papel.
  • La comida es rica en sodio, lo que provoca retención de líquidos.
  • La mayoría de los restaurantes fuera de Tokio tiene horarios establecidos de comida, por lo que si se te antoja comer fuera de su horario, tendrás que ir a una cafetería o a un supermercado.

Leer: Por qué no hay gordos en Japón