What the health

Uno de los primeros grandes documentales que vi (y me gustó) sobre los efectos de la comida a la salud fue Super size me, cumplió su objetivo pues a la fecha, no me he vuelto a parar en un McDonalds, después, Food Inc. y el negocio de comida a gran escala, Feed Up y los “sucios” secretos de la industria alimentaria, en fin, de ahí como hilo de media comenzaron a proliferar este tipo de producciones pues finalmente es un tema que a todos nos interesa, ya que -bien o mal- todos nos alimentamos.

En mi opinión, estos documentales más que informar, confunden, es como ver series de narcotraficantes llenas de morbo y verdades a medias. Estoy totalmente de acuerdo con que los grandes emporios abusan de pequeños productores, que la industria apoya económicamente a investigadores que pueden contribuir con estas verdades a medias, que la comida procesada es un importante factor de riesgo, que comer más verduras y frutas beneficia la salud, en fin, estoy de acuerdo con mucho de lo que estos documentales nos quieren decir, con lo que no estoy de acuerdo es en la forma en que nos lo dicen y el mensaje (intereses comerciales) que estos llevan bajo la manga, tal es el caso de el documental What the health.

What the Health comienza dando números sobre diabetes alrededor del mundo, y curiosamente en el resto del documental, no se habla sobre los efectos negativos del azúcar a la salud, por el contrario, hacen mención sobre la técnica del Dr. Walter Kellner quien revertía enfermedades importantes (incluso diabetes) a través de una dieta vegana que se complementa con cereales y “azúcar de mesa”. Sí, leíste bien, en el minuto 106 recomiendan el consumo de azúcar de mesa.  

¿Qué es mejor, carne o pollo? “Tú decides si te disparas o te cuelgas”. Así de radical es el documental. Señalan la carne (pollo, cerdo, res, e incluso al pescado) como el único responsable de todos los males de la humanidad y transgiversan el informe de la OMS de 2015 que alerta sobre la relación que existe entre el consumo de carne procesada y el cáncer. No se puede generalizar, satanizar, ni poner en la misma línea todos los alimentos de origen animal, y mucho menos afirmar que todos provocan cáncer.

Por otro lado, me pareció irresponsable afirmar que una dieta basada en plantas “cura” cualquier enfermedad, dan el testimonio de personas que “mágicamente” en dos semanas revierten todos sus males solo por dejar al malo del cuento: la carne. En el documental no hablan de hábitos de vida, ejercicio, consumo de agua simple, solo hablan -de forma exagerada- sobre el daño que la carne tiene a la salud. ¿Por qué queremos poner -otra vez- a la grasa como la mala del cuento? ¿Qué intereses hay de por medio con este documental? ¿Por qué no dan recomendaciones saludables de proteínas animales (que si las hay) a la gente que no somos veganos?

Una dieta correcta debe ser: completa, es decir, que incluya todos los grupos de alimentos, también debe ser variada, equilibrada, inocua, suficiente y adecuada.

Concuerdo que la alimentación afecta (positiva y negativamente) el estado de salud de una persona, y en efecto, ciertos alimentos (consumidos en exceso) son responsables de muchas enfermedades, pero no hay que olvidar que el estilo de vida es lo que define nuestra salud.