Mientras más amarilla la carne de pollo, ¿es más saludable?

Seguramente habrás notado que existen distintas tonalidades de amarillo en la carne de pollo, ¿sabes por qué?

El color amarillo del pollo (y de la yema del huevo) proviene de un concentrado de pigmento natural obtenido de la flor del cempasúchil que se agrega al alimento de los pollos.  Este pigmento se aloja en la grasa y piel del animal otorgando esas características visuales. Por lo tanto, el que un pollo sea blanco, no significa que esté “malo” o contenga menos nutrimentos. 

¿Qué tiene menos calorías, el vino tinto o la cerveza?

Debo comenzar este post con una gran frase de mi querida socia Sol Sigal: "El alcohol que menos engorda es el que no te tomas".

El vino tinto se caracteriza por ser rico en antioxidantes y tener propiedades cardioprotectoras. Una copa de 200 ml aporta 170 kcal y 5 g de hidratos de carbono.

La cerveza de malta, se caracteriza por ser rica en hidratos de carbono, vitaminas del grupo B y ácido fólico. Un tarro de 200 ml aporta 86 kcal y 7.5 g de hidratos de carbono.

La elección definitivamente depende del gusto, pero si lo que buscas es ahorrar calorías, podemos inclinarnos por la cerveza.

¿Cómo elegir la carne fresca de res? 

A veces solo pedimos al carnicero el corte deseado y pasamos por alto importantes detalles que hacen la diferencia tanto en el sabor como en la consistencia. 

La blandura de la carne depende de diversos factores, entre los que destaca el color y la textura. 
Una carne rosada y muy suave es una carne carne dura y seca al momento de la cocción. Elige cortes de color rojo brillante, de consistencia seca y con grasa cremosa, nunca amarilla o gris.

¿Por qué las tortillas tienen un lado grueso y otro delgado?

Por su proceso de cocción.

La tortilla comienza a cocerse cuando la masa entra en contacto con el calor, aquí se desprende vapor de agua quedando atrapado en la superficie de la tortilla, al momento de voltearla, el vapor de agua retenido hace que ésta comience a inflarse, poco después el vapor escapa pero deja dos capas bien definidas; la gruesa que es el lado dónde comenzó la cocción y el lado delgado que comenzó a cocerse con el vapor de agua.