¿Por qué las tortillas tienen un lado grueso y otro delgado?

Por su proceso de cocción.

La tortilla comienza a cocerse cuando la masa entra en contacto con el calor, aquí se desprende vapor de agua quedando atrapado en la superficie de la tortilla, al momento de voltearla, el vapor de agua retenido hace que ésta comience a inflarse, poco después el vapor escapa pero deja dos capas bien definidas; la gruesa que es el lado dónde comenzó la cocción y el lado delgado que comenzó a cocerse con el vapor de agua.