¿Por qué Popeye comía espinacas?

Las espinacas son plantas con una interminable lista de beneficios para la salud, por lo que considero más de una razón para que Popeye las consumiera.

 

Se tiene la errónea idea de que las espinacas son ricas en hierro, si bien poseen este elemento, no es el alimento que más lo tenga.

 

Posiblemente Popeye las consumía para prevenir avitaminosis (déficit vitamínico) el cual era muy común en marinos que permanecían por largos periodos en altamar ya en que su dieta no figuraban frutas ni verduras.

¿Por qué le crecían los brazos cada que se comía una lata de espinacas?

Las espinacas contienen fitoecdisteroides, compuestos vegetales que actúan en las hojas como defensa contra insectos y aumentan la síntesis de proteínas de las células musculares* (el estudio que avala esto se hizo en hombres que consumieron el químico, no espinacas). Los efectos del crecimiento muscular en humanos a causa de esta planta aún no son conocidos con exactitud.

A Popeye le faltaba un ojo. Estas hojas son ricas en vitamina A, la cual es fundamental para la visión, previene patologías como cataratas, ceguera nocturna y glaucoma.

¡Siempre con una pipa en la boca! Las espinacas son un potente antioxidante que inhibe la aparición de tumores cancerígenos, especialmente el de pulmón.

Finalmente, las espinacas son ricas en fibra (3 g por porción), lo que contribuye a reducir el colesterol LDL o “malo” y previene enfermedades cardiovasculares.

Comparado con Brutus, Popeye aunque tuerto y fumador mantenía una dieta que le permitía no solo tener fuerza extraordinaria sino sobrevivir a sus excesos.


*Gorelíck-Feldman J, MacLean D, llic N, et al. Phytoecdysteroids increase protein synthesis in skeletal muscle cells. J Agric Food Chem 2008: 56: 3532-7.

El Bien Comer es un placer.