Alcohol y dieta

Hay muchos mitos alrededor de las bebidas alcohólicas, desde pensar que una copa de tequila evita la indigestión, hasta la falsa creencia de que el alcohol “fija las grasas”.

El alcohol no necesita digestión, se absorbe desde el estómago y parte del intestino delgado, se metaboliza por el hígado pero si se consume en exceso, se libera en el torrente sanguíneo.

La velocidad de absorción dependerá de diversos factores como sexo, edad, peso, estado de salud, etc. Para evitar niveles altos de alcohol en sangre se debe consumir a un ritmo -aproximado- de una copa por hora permitiendo al hígado realizar sus funciones con respecto a ese consumo.

Los destilados tienen muchas calorías vacías, es decir, esas que no nutren y nomás engordan. Un gramo de alcohol aporta 7 kilocalorías, casi las mismas que un gramo de grasa (9 kcal.).

¿Conoces cuántas calorías tiene tu bebida favorita?

  • Vodka: 60 ml/139 Kcal.
  • Brandy o Ron: 60 ml/139 Kcal.
  • Whisky: 60 ml/150 Kcal.
  • Tequila: 60ml/159 Kcal.
  • Mezcal: 60 ml/168 Kcal.
  • Champagne: 150 ml/101 Kcal.
  • Vino tinto: 200 ml/170 Kcal.*
  • Vino blanco dulce: 200 ml/320 Kcal.*
  • Cerveza: 356 ml/153 Kcal.*
  • Cerveza Light: 356 ml/103 Kcal.*
  • Licor de café (Baileys): 120 ml/260 Kcal.*
  • Refresco: Una lata equivale a 152 Kcal.
  • Jugo de frutas: 240 ml/120 Kcal.
  • Agua mineral o Refresco Light 0 Kcal.
  • * Bebidas alcohólicas que aportan nutrimentos.

¿Sabías que en ciertas personas, una dosis moderada de alcohol estimula el apetito y favorece la ingesta?

Recomendaciones

  • Si estás en régimen alimenticio considera las muchas calorías que tiene cada bebida que ingieres.

  • Evita las bebidas preparadas y los coloridos cócteles.

  • Prefiere vino o cerveza.

  • Combina tu destilado favorito con agua mineral, evita mezclarlos con refrescos azucarados y jugos.

  • Es muy importante comer antes de beber, así aceleras el vaciamiento gástrico y retrasas la absorción intestinal del alcohol.

  • Jamás deberás combinar medicamentos y alcohol. Provocan una desviación metabólica ya que el organismo da prioridad a la desintegración del alcohol y después al medicamento.

  • Para evitar que llegue la resaca alias cruda, mantén una buena hidratación mientras bebes, es decir alterna una copa de alcohol con un vaso de agua natural.

Escuchar el podcast "Cómo evitar (o combatir) la resaca"

Somos lo que comemos vs. lo que nos movemos.