Durante estas fiestas, ¡no te quemes!

Comer es un placer, hacerlo en exceso puede resultar una experiencia poco agradable pues el estómago cobra la factura.

Diciembre es un mes que fácilmente seduce el apetito. Las comidas de navidad y fin de año se caracterizan por ser ricas en grasa, condimentos y azúcar, ingredientes que facilitan la irritación gástrica. Aprende cuánto y cómo comer, para que el malestar estomacal no te arruine la fiesta, para ello te comparto 5 útiles consejos:

1.   Ojo con la botana. Muchas veces se consumen más calorías durante la botana que en la misma cena. Evita botanas grasosas y condimentadas.

2.   Modera el consumo de bebidas alcohólicas. Comida pesada + alcohol = acidez segura.

3.   De ser posible, sirve tus alimentos en platos pequeños. Te ayudará a limitar la porción.

4.   Procura no llegar al evento con mucha hambre. Come un tentempié antes.

5.   Ni muy muy ni tan tan. Prefiere alimentos a temperatura templada, lo muy frío o lo muy caliente suele irritar.

Somos lo que comemos vs. lo que nos movemos.