Alimentos afrodisiacos, mito o realidad

Afrodisiaco refiere todo lo que estimula el apetito sexual, pueden ser alimentos, bebidas, medicamentos, objetos, aromas, ambientes, etc. Para muchos investigadores la conexión libido- alimento es más psicológica que fisiológica, pues al día de hoy la ciencia médica occidental no tiene pruebas contundentes sobre alimentos que aumenten la potencia sexual, por tanto resultan ser más sugestión que realidad.

¡No te decepciones! Si en tus planes para este 14 de febrero estaba incluir fresas con chocolate, ostras y champagne, aún lo puedes hacer ya que existen alimentos que de acuerdo a su composición nutrimental y su efecto psicológico aumentan el deseo sexual, incluso algunos de ellos pueden poseer efectos fisiológicos que ayudan a mejorar la circulación sanguínea (para una mejor erección) y a relajar los músculos.

Entre los alimentos afrodisiacos más usuales se encuentra:

Miel

Sabías que se le conoce como “luna de miel” a la noche de bodas porque los novios acostumbraban a beber miel para mejorar la fertilidad.

La miel es rica en hidratos de carbono, ni más ni menos que la mejor fuente de energía que el cuerpo puede obtener de forma casi inmediata. Además este nutrimento contribuye en la producción de serotonina, neurotransmisor encargado de hacernos sentir bien y de buenas.

Fresas

La única relación que existe entre las fresas y el deseo sexual, es el parecido que tiene la fruta con los genitales femeninos. Si le rascamos, podría atribuirse que las fresas son ricas en vitamina C, nutrimento indispensable en la síntesis de los neurotransmisores previamente comentados.

Chocolate

El chocolate es uno de los alimentos más representativos durante la festividad del 14 de febrero y eso tiene un porqué. Estudios han mostrado la feniletilamina contenida en el cacao mejora el estado de ánimo, produce placer y atracción sexual. También afecta los niveles de serotonina y genera endorfinas, sustancias relacionadas con la felicidad.

Ojo, prefiere chocolates que contengan por lo menos 70% cacao.

Ostras

Uno de los alimentos icono cuando de afrodisiacos se habla. Los mariscos en general (no solo las otras) son ricos en zinc, un mineral que promueve la síntesis de hormonas sexuales, principalmente masculinas. Su deficiencia está relacionada con el bajo deseo sexual.

Champagne

Aquí si te fallamos. Si bien el alcohol propicia conductas “atrevidas”, inhibe el desempeño sexual, además puede tener un efecto depresivo en la persona que lo consume. Si acaso, podría recomendar un par de copas de vino tinto, pues el resveratrol que contiene es un rico y potente antioxidante. Ojo, ¡sólo dos!

Especias aromáticas

Pimienta, jengibre, canela, clavo, azafrán y menta pueden ayudar a mejorar e incrementar la circulación sanguínea, además el olor de estas especias ayuda a estimular la glándula pituitaria la cual juega un importante papel en la regulación de la sexualidad y la fertilidad.

Ojo. Comer en exceso especias te puede provocar malestar gastrointestinal.

Recomendaciones para cumplir “como se debe”

  • Evita cenar en exceso y disminuye el consumo de alcohol, tabaco, café, azúcares y grasas.
  • Previo al encuentro, evita alimentos ricos en fibra (pueden hacerte quedar mal).
  • ¿Sin deseo? Incluye alimentos ricos en fósforo, calcio y magnesio (huevo, leche, pescado).
  • ¿Menopausia? Los fitoestrógenos (soya, linaza, edamames, alfalfa) tienen propiedades similares a los estrógenos, regulan el flujo de hormonas femeninas y mejoran la circulación sanguínea.
  • Procura un ambiente romántico acompañado de una rica cena y alejado de la palabra favorita de nosotros los mexicanos: culpa.

Cabe mencionar que los alimentos mágicos no existen. El mejor afrodisiaco en sentirse y estar bien con uno mismo. Comer es un placer, ¡disfrútalo!

Feliz día de San Valentín.

El Bien Comer es un placer.