¿Cómo afecta el estrés a la salud digestiva?

¿Te ha pasado que en momentos de estrés la ropa te aprieta más? Esto se debe a que los periodos prolongados de estrés afectan a todo el organismo, principalmente al sistema digestivo.

Un mal control del estrés puede provocar cambios en el metabolismo de los nutrimentos, por lo que vivir estresado significa que nuestro sistema digestivo no está recibiendo suficiente sangre, lo que puede ocasionar alguno o varios de los siguientes trastornos:

 

  • Aumento de apetito
  • Sensación de inflamación
  • Estreñimiento/ tránsito lento
  • Malestar digestivo
  • Ruidos intestinales

¿Cómo contrarrestar el estrés?

  • Ubica el origen que del estrés y una vez que encuentres la respuesta, haz algo al respecto.
  • Mantén una dieta correcta que incluya suficientes verduras y frutas.
  • Incluye yoghurt con probióticos exclusivos que ayuden a mejorar la salud digestiva.
  • Duerme lo suficiente. La falta de sueño puede causarle a tu cuerpo un estrés innecesario porque no le permite una adecuada recuperación.
  • Ejercítate. Activarse de 30 a 60 minutos por día promueve un mayor control del estrés. De acuerdo a la Fundación del Corazón la gente que hace más deporte suele ser más tranquila, y afronta los problemas de una forma más pausada.
  • Mantén una buena hidratación con agua natural.
  • Come sin prisa. Mastica por lo menos 15 veces cada bocado.
  • Practica meditación. La meditación puede ser utilizada como un medio para tratar el estrés y de esta forma promover un buen estado de salud, mejorando además la salud digestiva.
Somos lo que comemos vs. lo que nos movemos.