Come sano, come de colores

Llenar el plato de colores no sólo tiene ventajas a la vista, también a nuestra salud. Una característica de la dieta correcta es que ésta debe ser variada, es decir, que incluya diferentes alimentos de cada grupo del Plato del Bien Comer.

Conoce las propiedades y beneficios que tienen los alimentos vegetales según su color:

Verde

Entre sus pigmentos se encuentra la clorofila, substancia a la que se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Contienen importantes nutrimentos como ácido fólico, calcio, vitaminas A, C y K. Este tipo de alimentos contribuye a mejorar males gastrointestinales y cardiovasculares.

Fuentes: Brócoli, espinacas, alcachofas, espárragos, pimiento verde, apio,  manzanas verdes, uvas, kiwi, y limas.

Tip: Para preservar al máximo las propiedades nutrimentales de los vegetales procura una cocción al dente, o de ser posible crudos y con cáscara.  

Rojo   

Las verduras y frutas de color rojo contienen una substancia llamada licopeno, es un potente antioxidante que ayuda a prevenir distintos tipos de cáncer sobretodo el de próstata y mama.

Ayudan a combatir los radicales libres causantes del envejecimiento celular, previene enfermedades cardiovasculares y disminuye algunos síntomas del síndrome premenstrual.

Fuentes: Jitomate, granadas, papas rojas, arándanos, cerezas, fresas, frambuesas, sandía, toronja, y chiles rojos.

Tip: La absorción de licopeno se facilita cuando se toma con aceite, así que no dudes en preparar una rica salsa de tomate con orégano y un chorrito de aceite.

Naranja- amarillo

Los alimentos vegetales de este color contienen carotenoides (básicamente betacaroteno, astaxantina, licopeno y retinolson) que refuerzan el sistema inmunológico, previenen enfermedades relacionadas con la vista, nutren y protegen la piel, retardan el envejecimiento celular, ayuda a regenerar tejidos y a mantener en buen estado las membranas de las mucosas.  

Fuentes: zanahorias, jugo de naranja, camote, papaya, melón, chiles amarillos, camote, papa, maíz, durazno, limón y mandarina.

Tip: No retires la cáscara de las papas pues es ahí donde se concentra la mayor parte de sus nutrimentos.

Morado

Los alimentos vegetales en azul, púrpura y rojo profundo, son ricos en antocianina, pigmentos que se encuentran en verduras y frutas asociados con mantener sano el corazón e inhibir el colesterol dañino (LDL). Estos antioxidantes también se encargan de que el cerebro funcione de manera óptima y mejoran la memoria a corto plazo.

Fuentes: Zarzamora, mora azul, berenjena, ciruela, uva morada, rábano (rojo), higo, fresa y flor de jamaica.

Tip: Consume este tipo de vegetales preferentemente frescos y firmes. No sobremaduras.

Café

Nueces frasco.png

Los alimentos vegetales de color café contienen lignano, un fitoquímico encargado de imitar la acción de ciertas hormonas en el cuerpo, tiene efectos antiinflamatorios y es muy recomendado para tratar los síntomas pre-menstruales y mejorar la digestión.

Disminuyen los niveles de azúcar en sangre y ayudan en las funciones generales de la piel, uñas y cabello.

Fuentes: semillas de calabaza, salvado de trigo integral, linaza, ajonjolí, centeno, soya, brócoli, frijoles y nueces.

Tip: Agrega una cucharadita de salvado de trigo natural a la fruta.

Blanco

Contienen un poderoso antioxidante llamado antoxantina, que ayuda a prevenir enfermedades infecciosas, nos protegen de los temidos radicales libres y del estrés oxidativo. Previenen el envejecimiento prematuro, disminuyen la presión arterial y el colesterol “malo” o LDL.

Contienen alicina, compuesto al que se le atribuyen efectos antibióticos.

Fuentes: Ajo, cebolla, puerro y cebollín.

Tip: Procura utilizar ajo y cebolla en todas tus preparaciones.

Somos lo que comemos vs. lo que nos movemos.