10 Superalimentos mexicanos

Si bien hoy en día los superalimentos han cobrado mayor relevancia, éstos han sido utilizados durante miles de años por los pueblos indígenas para sanar mente, cuerpo y espíritu. 

Se conoce como superalimento a aquellos que poseen propiedades saludables más allá de las nutritivas. 

México ocupa el cuarto lugar en biodiversidad a nivel mundial, y su lista de superalimentos es amplia. Conoce mis 10 favoritos.

1.    Chile

¿Qué sería de nuestra comida sin una deliciosa salsa picante? El chile es el vegetal con menos calorías y mayor aporte de vitamina C. Actúa como antiséptico, antiinflamatorio y fortalece el sistema inmunológico. Libera dopamina, neurotransmisor responsable de las sensaciones placenteras, y a diferencia de lo que se cree, el chile contiene una sustancia (capsaicina) que estimula la producción de jugos gástricos lo que mejora tu digestión.

2.    Maíz

Tortillas, pozole, tlacoyos y atole. El maíz es la base de la alimentación de los mexicanos, además de económico es un delicioso superalimento pues es rico en leucina, aminoácido que ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Debido a la presencia de carotenoides, actúa como un poderoso antioxidante natural y anticancerígeno.

3.    Fríjol

El frijol además de económico, práctico y versátil, es buena fuente de proteína vegetal. Contiene fitoquímicos, sustancias bioactivas con efecto antioxidante e hipocolesterolémico, es decir, que disminuye el colesterol en la sangre. Regula el tránsito intestinal, una taza de frijol cocido aporta más de la mitad de tu requerimiento diario de fibra. Por otra parte, se ha demostrado que reduce el riesgo de contraer cáncer, principalmente de colon y mama.

4.    Aguacate

Posee un alto porcentaje de grasas totales (18%)  a las que se les atribuyen beneficios cardiovasculares. En la actualidad se le reconoce como superalimento por su aporte en ácidos grasos Omega 3, potasio, vitaminas C, E, K, ácido fólico y Beta-sitosterol, compuesto relacionado en la disminución del colesterol “malo” y en el tratamiento del agrandamiento de la próstata; aunado a lo anterior, se le atribuyen ventajas cosméticas pues estimula la formación de colágeno, substancia que cuida y protege la salud de la piel.

5.    Cacao

El cacao es rico en flavonoides, compuestos antioxidantes que se encuentran en abundancia en los alimentos de origen vegetal. Reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas como el cáncer, la apoplejía y las enfermedades del corazón. Por si fuera poco, el cacao aumenta los niveles de serotonina, mejor conocida como hormona de la felicidad pues favorece el estado de ánimo, el sueño, el apetito y la sexualidad.

6.    Amaranto

Este delicioso cereal destaca por contener el doble de proteína que el maíz y el arroz, y de 60 a 80 por ciento más que el trigo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre un valor proteico ideal de 100, han valorado al amaranto en 75. La NASA seleccionó e incluyó al amaranto en la lista de alimentos de los astronautas en misiones espaciales, esto gracias a que pesa poco, nutre mucho y se digiere fácilmente.

7.    Chía

Pequeña semilla con grandes propiedades nutrimentales. Posee un alto contenido de antioxidantes naturales, 75% de su aceite total es fuente natural de ácidos grasos Omega 3 benéficos para el cerebro, el corazón y las articulaciones. Ideal en dietas de adelgazamiento pues las semillas absorben 10 veces su peso en agua, formando un gel voluminoso lo que promueve la rápida saciedad y el control sobre los antojos.

8.    Nopal

El nopal es considerado un alimento funcional pues mejora la salud de quien lo consume. Diversos estudios han demostrado que tiene propiedades hipoglucemiantes, es decir que disminuyen las concentraciones de glucosa en sangre lo que lo convierte en un alimento ideal para las personas que viven con diabetes. Así mismo, es rico en fibra, reduce el estreñimiento y favorece la digestión.

9.    Quelites

Se conoce como quelite a toda planta cuyo follaje sea comestible. Entre los más conocidos se encuentran el berro, el epazote, el huauzontle, el pápalo quelite, las verdolagas, el perejil, los romeritos, y la malva. Se llevan el título de superalimento pues sobresale su aporte de fibra, contienen ácido fólico que favorece el crecimiento y beta carotenos que protegen la vista. Algunos son utilizados con fines medicinales ya que fortalecen el sistema inmunológico y previenen infecciones.

10. Chapulines

¿Qué tal un taco de chapulines tostados con chile y limón? Los insectos comestibles pertenecen a la cocina prehispánica y resultan una deliciosa botana de tradición muy mexicana. El valor nutrimental de los insectos es elevado, su componente estrella son las proteínas. Los insectos aportan entre el 60 y el 70% de proteínas, son ricos en fibra y nutrimentos como cobre, hierro, magnesio, fósforo, selenio y zinc.

Si bien existen superalimentos llenos de cualidades nutrimentales debemos tener en cuenta que nada sustituye una adecuada combinación de los mismos y ningún alimento –por sí solo- tiene el poder de sanar o enfermar a una persona.

Este texto lo escribí para la revista Sabor y Estilo.