¿Son necesarios los suplementos vitamínicos?

Necesito Suplementos?.jpg

Una de las preguntas que con mayor frecuencia me hacen es sobre la necesidad de incluir suplementos vitamínicos en la dieta, ¿en realidad son necesarios? Respuesta rápida: depende. Si tu alimentación es variada, equilibrada, inocua e incluye los tres grupos de alimentos del Plato del Bien Comer, en las cantidades necesarias, no es necesario.

La mejor fuente de vitaminas, minerales y fitonutrientes es y será -siempre- a través de la alimentación, pero en algunos casos, la suplementación sí está indicada, sobre todo si consideramos que 75% de la población mundial no cumple con las recomendaciones diarias (5 porciones o 400 g) de verduras y frutas que dicta la Organización Mundial de la Salud. Aproximadamente 1.7 millones (2.8%) de las muertes en todo el mundo son atribuibles al bajo consumo de vegetales.

Los suplementos vitamínicos ayudan a reducir la brecha nutrimental que hay entre lo que comemos y lo que debemos comer. Son ideales en personas que necesitan vitaminas de forma adicional, ya sea porque no pueden comer suficientes alimentos para obtenerlas o porque su cuerpo es incapaz de procesarlas y absorberlas directamente de los alimentos.

Aprende a elegir

Típico que entras a la tienda de vitaminas y no sabes cuál elegir, ¡hay muchas!

Esta semana fui invitada a Buena Park, California, al Centro para la Salud Óptima Nutrilite donde, además de visitar sus laboratorios y conocer todo el proceso de elaboración (de la semilla a la pastilla), tuve la oportunidad de platicar con parte del equipo de investigación como el Dr. Kevin Gellenbeck y la Bióloga Jennifer Kim Dang quien nos habló sobre la reformulación de su multivitaminico Double X, un concentrado de 22 diferentes verduras y frutas para personas con mayores requerimientos y/o que no los pueden obtener a través de la dieta.

IMG_7691.jpg

Estas pequeñas pastillas aportan lo mejor de la ciencia y de la naturaleza, contienen 12 vitaminas, 10 minerales y fitonutrientes orgánicos. No incluye sustancias artificiales, sus ingredientes provienen de granjas orgánicas certificadas.

Antes de comprar un suplemento:

  • Revisa la trazabilidad del producto (de dónde viene).

  • Verifica en la etiqueta los ingredientes y la concentración.

  • Indaga sobre los fabricantes y distribuidores del suplemento.

  • Pide al vendedor información sobre controles que corroboren que los ingredientes utilizados sean seguros, así como las pruebas que sustenten su eficacia.

  • Asegúrate que no contenga sustancias raras o prohibidas y que esté avalado ante las instituciones correspondientes como la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).