Cómo elegir una barra energética

Sabías que... las barritas energéticas no son tan saludables como piensas

Las barras de alimento (conocidas como barras energéticas) se crearon por primera vez en los años sesenta al aprovechar la difusión de los programas espaciales por el Dr. Howard Bauman en la tarea de crear un alimento espacial nutritivo, seguro y saludable para los astronautas. Fueron promocionadas por la compañía Pillsbury en asociación con la NASA.

Hoy en día, la industria de las barras energéticas es tan grande como su popularidad, nos las han vendido como opción de snack portatíl, rico y “saludable”. Las hay -literal- de todos colores, sabores y precios.

¿Cuál elegir?

La respuesta es: depende. Estos productos están diseñados en base a gustos y necesidades de la población, hay barras libres de azúcar, para personas que viven con diabetes, proteicas para deportistas, bajas en calorías para quienes cuidan la línea, ricas en fibra para personas que padecen estreñimiento y otras que bien podrían pasar como un rico postre por el exceso de azúcar que contienen.  

Aprende a distinguir entre las distintas barras que existen en el mercado y elige la que más se acerque a tus necesidades.

Barras de proteína

Las barras proteicas son populares en los gimnasios pues se cree que comer mucha proteína aumenta rápidamente el tamaño de los músculos, y esto no sucede así. Desarrollar masa muscular depende de muchos otros factores.

PROS

  • Su alto aporte de proteína mantiene el hambre a raya, por tanto, resultan una buena colación a la hora del antojo.

  • Ayudan a prevenir deficiencias nutrimentales pues -en su mayoría- están fortificadas con vitaminas (principalmente del complejo B) y nutrimentos inorgánicos como el zinc.

  • Es una buena opción de recuperación después del ejercicio para personas que se les dificulta llevar alimentos preparados.

CONTRAS

  • No poseen mejor calidad (ni biodisponibilidad) que las proteínas de origen animal.

  • Son costosas y -generalmente- aportan cantidad exagerada (e innecesaria) de proteína.

  • La mayoría de estas barras contienen muchos azúcares añadidos y grasas saturadas e hidrogenadas (esas que son poco amigables con el corazón).

Barras de cereal

Se trata de las que más abundan en el mercado. Por lo general prometen mucho sabor y pocas calorías. Generalmente, son tentempiés poco nutritivos y tienen que acompañarse con algún otro alimento para lograr una colación completa y que brinde saciedad.   

PROS

  • Evitan la sensación de estómago vacío.

  • Las encuentras en cualquier tienda de conveniencia o máquina dispensadora.

  • Son económicas.

CONTRAS

  • En su mayoría, aportan ingredientes de mala calidad nutrimental (jarabe de maíz, aceite de palma) y poca fibra.

  • Sólo aportan energía (calorías) y en su mayoría son carentes de proteína.

  • No son un alimento completo ni sustituyen tiempos de comida.

¿Cómo elegir una barra de cereal?

Barras nutritivas

En esta categoría entran las barras elaboradas con ingredientes de alto prestigio dietético como granola, amaranto, frutos secos, semillas, miel y nueces. Se trata de productos de alto valor nutrimental pero también energético, es decir, aportan muchas calorías.

PROS

  • Son nutritivas y tienen buen sabor.

  • Buena opción de colación para niños y deportistas.

  • Aportan fibra y antioxidantes.

CONTRAS

  • No están indicadas como colación en personas que desean perder peso.

  • La mayoría de las calorías provienen de grasa y azúcar.

  • Son costosas.

Este texto lo escribí para el Suplemento Menú de el periódico

El Universal.