5 jugos anticolesterol

La hipercolesterolemia (colesterol elevado) representa un problema de salud pública y un factor de riesgo en gran parte de la población mexicana.

Seguramente has escuchado hablar del colesterol bueno (HDL) y el colesterol malo (LDL). Para entender mejor la diferencia entre ambos, imagina al colesterol LDL o “malo” como un camión de basura que va tirando desechos por nuestras arterias, tapándolas poco a poco, mientras el colesterol HDL o “bueno” actúa como una barredora que levanta dichos sedimentos, de ahí la importancia de mantener el HDL alto y el LDL bajo.

Las eficacia de los jugos anticolesterol se atribuye 100% a la funcionalidad de los alimentos, así como al modo de preparación, para ello es necesario seguir algunas recomendaciones:

  • Lava y desinfecta todas las verduras y frutas.
  • Prefiere la licuadora al extractor de jugos.
  • Licúa los ingredientes con agua o té verde (sin azúcar añadida).
  • Prefiere verduras y frutas de temporada.
  • Emplea vegetales crudos y con cáscara (si es posible).
  • Evita frutas enlatadas o en conserva.
  • Incluye solo una porción de fruta o verdura de color y todas las verduras de color verde que prefieras como la col rizada, espinaca, lechuga, apio o nopal.
  • No colar.
  • Si decides endulzar, prefiere miel o azúcar morena en lugar de azúcar refinada o edulcorantes artificiales.
  • Para que el jugo conserve sus propiedades, es necesario consumirlo inmediatamente después de prepararlo.

GUAYABA, ESPINACA Y HOJAS DE MENTA

Sabías que... tres guayabas aportan 5 veces más vitamina C que una naranja.

Diversos estudios han demostrado una relación inversa entre la ingesta de vitamina C y la mortalidad por enfermedad cardiovascular, mientras que las espinacas contienen folatos que ayudan a bajar los niveles de un aminoácido llamado homocisteína. Niveles altos de homocisteína en la sangre pueden dañar el recubrimiento de las arterias.

NOPAL, JITOMATE, APIO Y JUGO DE LIMÓN

Diversos estudios han demostrado que el nopal reduce las concentraciones de glucosa, triglicéridos y colesterol en sangre (hasta en 10%), así mismo, alivia el estreñimiento y favorece la digestión. El jitomate contiene licopeno, antioxidante con efecto hipocolesterolémico. De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, incluir regularmente frutos cítricos, como el limón, puede reducir la probabilidad de padecer un accidente cerebrovascular.

PIÑA, PEREJIL Y SEMILLAS DE LINAZA MOLIDAS

Las semillas de linaza molidas son ricas en Omega- 3, este ácido graso contribuye a mantener estables los niveles de colesterol. El perejil posee virtudes antiinflamatorias, evita la retención de líquidos y estimula el buen funcionamiento del riñón, y la piña contiene bromelina, enzima que previene o minimiza el riesgo cardiovascular.  

MANZANA, PEPINO, ACELGAS

La manzana es considerada un alimento anti colesterol por su alto contenido en pectina, una sustancia pegajosa que ayuda a encapsular el colesterol y los ácidos biliares para ser rápidamente eliminados del organismo. El pepino es rico en potasio, micronutrimento asociado a reducir el riesgo de hipertensión arterial, y las acelgas contienen luteína y otros carotenoides, que están vinculados a un menor riesgo de enfermedades del corazón.

FRUTOS ROJOS, JENGIBRE Y CHÍA

El jengibre es un vasodilatador y anticoagulante natural que reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y la chía es rica en Omega- 3 aumenta los niveles de HDL o “colesterol bueno”. Los frutos rojos contienen flavonoides, compuestos que destacan por su actividad antioxidante que ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer.

Es importante considerar que ningún jugo por sí solo es responsable de la cura o prevención de trastornos o enfermedades, si padeces hipercolesterolemia, es necesario acudir al médico y mantener un estilo de vida saludable.

Este texto lo escribí para Menú de El Universal.