Qué es el mal del puerco

¿Te da sueño después de comer?, o ¿eres de los que se brinca el almuerzo por miedo a caer dormido a media junta? Probablemente estés experimentando el famoso -y desagradable-  “mal del puerco”.

Sentir un ligero cansancio después de comer es -hasta cierto punto- normal, pues el proceso de digestión implica un descenso de la sangre de otros órganos y tejidos y un aumento de la misma en el sistema digestivo. Sentir cansancio extremo, no es normal y puede ser indicador de diabetes, anemia, hipotiroidismo, estreñimiento, intolerancias, alergias alimentarias o, como en la mayoría de los casos, por haber consumido alimentos y/o bebidas con una gran concentración de calorías.

¿Por qué nos da sueño?

La somnolencia y pesadez que da después de comer conocida como mal del puerco puede ser ocasionada por diversos factores, estos son los 3 más comunes:

Marea alcalina

Ocurre generalmente durante las primeras dos horas después de comer y refiere un aumento temporal de la alcalinidad en el pH durante la digestión, dicho esto en otras palabras, el proceso de digestión involucra distintos cócteles entre los que sobresale el ácido clorhídrico, a mayor consumo de alimento, mayor producción de ácidos gástricos y por tanto, mayor concentración de bicarbonato de sodio (para neutralizar la acción del ácido clorhídrico). Si bien para los expertos la secreción de ácido gástrico es demasiado pequeña para ser de importancia fisiológica o clínica, este fenómeno provoca sueño en muchas personas.

Factores hormonales

Mientras ocurre la digestión, se producen distintos mensajeros (hormonas) encargadas de pedir más alimento o enviar la señal de saciedad. La leptina es la encargada de frenar las ganas de comer, esta hormona tiene un efecto importante sobre el ciclo sueño- vigilia, por tal motivo se genera somnolencia cuando estamos satisfechos.

Hipoglucemia reactiva no diabética

Como sabes, los carbohidratos son la principal fuente de energía, consumirlos en demasía pueden provocar un desplome en los niveles de glucosa. Exceder la ingesta de alimentos como arroz (sucede mucho en restaurantes de sushi), pan, bebidas azucaradas, alcohol y postres provoca que nuestro cuerpo produzca mucha insulina, lo que resulta en un bajo nivel de glucosa y por consiguiente en cansancio.

¡No te duermas!

  • Incluye más verduras en tu alimentación diaria. ¿Cuándo has sentido malestar después de comer verduras al vapor?
  • Realiza una correcta masticación (por lo menos 15 veces cada bocado).
  • Evita comidas abundantes y alimentos procesados.
  • Reparte tus alimentos en 4 o 5 tiempos de comida.
  • Modera el consumo de carbohidratos, sobretodo los que son bajos en fibra pues elevan rápidamente los niveles de glucosa en sangre.
  • Después de comer, procura ambientes iluminados.
  • Evita bebidas azucaradas y alcohol.
  • Mantén una buena hidratación basada en agua simple.
  • De ser posible, toma una siesta de 20 minutos pues favorece la digestión y mejora las funciones cognitivas.
  • Para lograr una buena calidad de sueño, es necesario mantenerse activo durante el día.

Si a pesar de seguir estas recomendaciones el cansancio persiste, será necesario consultar al médico para descartar diabetes u otras condiciones.

Este texto lo escribí para Menú de El Universal