¿Qué tanto influye la microbiota en la salud?

Microbiota en la salud.jpg

La microbiota, antes conocida como microflora (pequeña flor) o flora intestinal significa «pequeño vivo» y refiere los miles de millones de bacterias que pueblan nuestro tubo digestivo. Hoy, los científicos consideran este ecosistema como un nuevo órgano, así es, como los pulmones, el corazón, los riñones o el hígado pues juega un importante papel en la salud.

Sistema inmunológico

Durante mucho tiempo se ha creído que la mayoría de las células del sistema inmunológico se encontraban en la sangre y en los huesos. Pues bien, esto no es verdad, ya que tres cuartas partes de estas células se encuentran en nuestro sistema digestivo. Es por ello que desde nuestro nacimiento, tanto el sistema digestivo como el sistema inmune, trabajan en conjunto. Se cree que, durante los primeros años de vida, nuestra microbiota favorece el correcto desarrollo de nuestro sistema inmunológico.

Cáncer

La microbiota intestinal juega un importante papel tanto en la prevención como en el desarrollo de cáncer -principalmente- colorrectal. Si bien hay mucho por investigar al respecto, mantener un correcto equilibrio e incrementar la diversidad de nuestras bacterias (a través de alimentos probióticos y prebióticos) puede disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad.  

Sistema nervioso

¿Sabías que las bacterias de nuestra microbiota poseen la capacidad de actuar sobre nuestro cerebro sin necesidad de salir de nuestro tubo digestivo?

Por increíble que parezca, la relación que guardan las bacterias con el sistema nervioso es muy estrecha. De hecho, los científicos saben desde hace mucho tiempo que ciertas enfermedades neurológicas pueden ser causados por la actividad del tubo digestivo, bien decía Hipócrates: “Toda enfermedad comienza en el intestino”.

Leer: La conexión intestino- cerebro

Obesidad

Distintos estudios han puesto de manifiesto que las personas con obesidad muestran una microbiota intestinal diferente a los de constitución delgada, lo que podría interferir en el nivel de absorción y balance energético. Por otro lado, se sabe que la microbiota puede afectar el apetito y por tanto, el peso corporal.

Producción de vitaminas

Las bacterias intestinales son capaces de producir algunas vitaminas, como por ejemplo la vitamina K y ciertas vitaminas del grupo B.

La vitamina K es importante para la coagulación de la sangre. Algunos estudios sugieren que ayuda a mantener los huesos fuertes en los adultos mayores.

La vitamina B12 es indispensable para el crecimiento, el funcionamiento de todas nuestras células y el equilibrio de nuestro sistema nervioso. Por su parte, la vitamina B8 o Biotina es necesaria para el crecimiento de nuestras células, la síntesis y oxidación de grasas, así como en el metabolismo de proteínas e hidratos de carbono.

 

Gérard Corthier y Katerine Leverve. La microbiota, esas bacterias que nos benefician. Instituto Danone, México: Ediciones Un K´Noë dans les Cloups.