Semillas en la dieta

Sopa semillas calabaza.jpg

México es un país con gran biodiversidad, tenemos la fortuna de contar con una gran variedad de alimentos, sobretodo de verduras, frutas y semillas, pero desafortunadamente poco se conoce sobre la importancia de incluir estas últimas en la dieta diaria.

Las semillas son excelente fuente de grasas saludables, benéficas para el corazón; proteína, que da saciedad y favorece el sistema de defensa del cuerpo; fibra para favorecer la salud digestiva y potentes antioxidantes que contribuyen a combatir los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro y diversas enfermedades degenerativas. También aportan minerales esenciales, como calcio, zinc, cobre y magnesio que favorecen la salud ósea.

Si consideramos que son la unidad de reproducción de las plantas, hay miles y sus fuentes son tan diversas como sus tamaños y colores. Entre las semillas comestibles más saludables se encuentran:

Captura de pantalla 2018-01-31 a las 3.06.21 p.m..png

UN TIP. Para aprovechar al máximo los beneficios de la linaza, es necesario moler las semillas.

¿Engordan?

Al ser ricas en grasa, son altas en calorías, pero ¡no te preocupes! pues, es más importante cuidar la calidad nutrimental que contar calorías. Al incluir semillas en tus platos convencionales, potencias el aporte de fibra y proteína, lo que puede favorecer a las personas que están cuidando la línea. Ojo, esto no te da pase libre para comerlas sin control, recuerda que en cualquier alimento -por saludable que sea- la clave está en la porción.

Incluir semillas en tu alimentación diaria es muy sencillo, las puedes agregar en el licuado de la mañana, con fruta yogur, en empanizados, sopas, ensaladas, postres y aderezos.

Este texto lo escribí para el suplemento Menú de El Universal.