5 consejos para combatir la resaca

Resaca.jpg

Mareo, dolor de cabeza, fatiga, náusea, irritabilidad, depresión, sensibilidad a la luz y al sonido son solo algunas de las muchas y desagradables señales de la resaca, también conocida como “cruda”.

Estos síntomas son producto de la deshidratación, alteraciones hormonales y celulares, además de los efectos tóxicos del etanol en sangre. Por lo general se manifiestan después de beber mucho alcohol, aunque hay personas que con solo un par de tragos experimentan malestar, o por el contrario, quienes -envidiablemente- no conocen qué es una resaca pese a que beban mucho.

De acuerdo a un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, 23% de la población ofrece una insólita resistencia al alcohol.

Si bien el mejor remedio para evitar sentirse mal después de una noche de copas se llama moderación, hay algunos consejos que pueden aminorar tu viacrucis.

1. Elige bien tu bebida

Las bebidas alcohólicas contienen unas sustancias llamadas congéneres que determinan su sabor pero también el grado de resaca. Aunque la evidencia aún es ambigua, se cree que las bebidas más oscuras presentan más congéneres, tal es el caso de licores como vino tinto, bourbon, brandy y coñac, no obstante, el tequila presenta alto contenido. Las bebidas con menor aporte son el vodka, la ginebra, la cerveza y el ron.

2. Alterna

¡Lo sé! Difícilmente queremos beber agua mientras andas de fiesta, pero al otro día lo agradecerás. El alcohol aumenta la producción de orina lo que promueve la deshidratación. Tomar agua entre copas ayuda a consumir menos alcohol y a mantener un buen equilibrio hídrico lo que contribuye a aminorar algunos de los síntomas de la resaca. La recomendación es intercalar un trago de alcohol por un vaso con agua natural.

3. Una copa por hora

Si quieres amanecer fresco y radiante, olvídate de los famosos “shots” y procura beber una copa por hora. Comencemos por entender que el alcohol no se digiere, se metaboliza por el hígado y este tarda -aproximadamente- una hora en procesar una onza de licor (o una bebida estándar), al beber rápido el alcohol se acumula en sangre hasta que éste pueda ser procesado. Esta es la razón por la que nos mareamos cuando bebemos de más.

4. Duerme

Una siesta previa a la fiesta te puede venir bien. Si bien es cierto que la falta de sueño no provoca resaca, sí la puede empeorar. La fatiga, los dolores de cabeza y la irritabilidad son efectos de la resaca y estos pueden ser exacerbados cuando no dormimos lo suficiente.

5. Come lo suficiente

Comer antes de beber ayuda a que el alcohol no se absorba tan rápido, sobretodo si comemos alimentos ricos en grasa, de ahí los cacahuates en las cantinas.

Ojo. comer tacos después de la borrachera no ayuda a aminorar la resaca, por el contrario, puede contribuir al malestar gastrointestinal lo que se traduce en una peor resaca.

¿Qué tanto es tantito?

De acuerdo a distintos Institutos de Salud, las mujeres no deben consumir más de un trago por día y los hombres no más de dos. Un trago se define como la cantidad correspondiente a una cerveza de 12 onzas (360 ml), 5 onzas (150 ml) de vino o 1 1/2 onza (45 ml) de licor de 80 grados.

¿Cuál bebida alcohólica engorda menos? VIDEO

Este texto lo escribí para el suplemento Menú de El Universal.