Consejos para bajar la panza

Bajar la panza.jpg

Tener el abdomen abultado puede deberse a muchos factores, uno de los principales es la acumulación de gas, agua o, el más común, de grasa. La grasa visceral, también conocida como panza, es un tipo de grasa que se almacena en la zona abdominal y rodea órganos vitales como el estómago, hígado, páncreas y los riñones, cuando se acumula en exceso, puede poner en riesgo la salud. La buena noticia es que este tipo de grasa es la más fácil de desaparecer.

Si tienes algo de grasa en el abdomen, no necesariamente es grasa visceral. La grasa del vientre también puede ser grasa subcutánea, aquella que se almacena debajo de la piel y suele ser visible, como la terrible celulitis de los muslos, esta adiposidad no suele ser peligrosa.

Una cintura saludable debe medir 80 cm en las mujeres y 90 cm en los hombres.

LIMITA EL CONSUMO DE ALCOHOL

Beber alcohol no solo agrada la cintura, también pone en riesgo tu salud. Las calorías provenientes del alcohol promueven una mayor acumulación de grasa en el abdomen, por otro lado, el alcohol aumenta el apetito y nos hace comer de más.  

AUMENTA EL CONSUMO DE PROTEÍNA

La proteína es un gran aliado para la pérdida de grasa ya que favorece el equilibrio de las hormonas encargadas de controlar el apetito y la saciedad. Algunas buenas ideas: leguminosas, semillas, nueces, huevo, pescado, aves sin piel, lácteos descremados y carnes sin grasa visible.

LIMITA EL CONSUMO DE AZÚCARES AÑADIDOS

La mayoría de los azúcares añadidos se presentan en forma de fructosa (refrescos, jugos envasados, pan), este tipo de azúcar se metaboliza en el hígado, y en grandes cantidades resulta una de las principales causas de hígado graso y almacenamiento de grasa visceral.

Aproximadamente el 50% de los azúcares añadidos son fructosa.

AUMENTA EL CONSUMO DE FIBRA SOLUBLE

Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte afirma que aumentar 10 gramos al día el consumo de fibra soluble, reduce el riesgo de ganancia de grasa visceral hasta en un 3.7%. Este tipo de fibra se encuentra en alimentos como chía, avena, manzana, nueces, frijoles y suplementos de fibra soluble.

¡MUÉVETE!

Realizar ejercicio aeróbico, también conocido como “cardio” de intensidad moderada y alta favorece la pérdida de grasa visceral  en personas con sobrepeso, incluso aunque no hagan cambios en sus hábitos alimenticios. Si no haces ejercicio, comienza poco a poco y asesórate -siempre- con un profesional.

Este texto lo escribí para el suplemento Menú de El Universal.