5 Nutrimentos que toda mamá debe vigilar

Si bien ningún nutrimento es más importante que otro, existen algunos que cobran mayor relevancia durante el crecimiento y desarrollo de los niños.

Vitamina A

Fortalece el sistema inmunológico, esencial para la buena visión, mantiene en buenas condiciones piel y mucosas. También participa en el apetito y el crecimiento del niño.

Fuentes: leche entera fortificada, yema de huevo, aceite de pescado, verduras color naranja y amarillo.

Vitamina C

Interviene en la reconstrucción de los tejidos, importante para la reparación de fracturas y la cicatrización de heridas, ayuda a la absorción de hierro y contribuye a desarrollar resistencia a las infecciones y reacciones alérgicas.

Fuentes: verduras y frutas frescas: cítricos, fresas, kiwi, tomates, brócoli, melón, espárragos.

Hierro

Es un mineral que se encuentra en cada célula del organismo y es esencial para transportar oxígeno y energía a todo el cuerpo.

Fuentes: carnes, leguminosas (frijol, haba, lenteja, garbanzo), frutas deshidratadas, huevo, cereales fortificados.

Calcio

Esencial en la formación de huesos y dientes sanos, así como en la coagulación y en la contracción y relajación muscular.

Fuentes: lácteos, tortilla de maíz nixtamalizada, amaranto, boquerones, sardinas y charales.

 

Zinc

Es un mineral básico para el crecimiento, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la cicatrización. Ayuda en la formación de enzimas con funciones de gran importancia como la digestión.

Fuentes: carnes, huevo, cereales fortificados, germen de trigo, nueces, almendras y semillas.  

 

Este texto lo escribí para: www.alimentaelfuturo.com