Vitamina A o Retinol

¿Sabías que fue la primer vitamina que la humanidad descubrió? Está dentro del grupo de las liposolubles, es decir, que se disuelven en grasa.

La vitamina A es un nutrimento esencial, es decir, que no es sintetizada por el organismo y por lo tanto se debe obtener a través de la alimentación.

¿Para qué sirve?

Seguramente relacionas esta vitamina con los conejos y la buena visión, esto se debe a que la vitamina A favorece la vista, especialmente ante la luz tenue, de hecho también se le conoce como retinol pues produce los pigmentos en la retina del ojo.

La vitamina A también está implicada en mantener fuerte y saludable al sistema inmunológico (aquel que nos protege contra enfermedades), ayuda a la formación y mantenimiento de dientes, mucosas, uñas y piel.

¿Dónde se encuentra?

Si bien la vitamina A- retinol se obtiene sólo de alimentos de origen animal como lácteos, huevo, aceite de pescado, carne de res, pescado, aves y alimentos fortificados, los carotenos (el betacaroteno es el más importante para la nutrición humana) se consideran pro-vitamina A porque se pueden convertir en vitamina A. Están contenidos en granos y alimentos vegetales de color rojo, amarillo y anaranjado.

¿Qué pasa si hay deficiencia de vitamina A?

Puede provocar piel seca y escamosa, así como problemas con la vista y daño en la córnea.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 la deficiencia de vitamina A puede llegar a ser un grave problema de salud pública, pues se estima que de 5 a 10 millones de niños en el mundo presentan enfermedades de la vista por esta causa, y otros 100 millones, aun cuando no presentan signos clínicos, tienen deficiencia. Por ello a partir de 1993 México inició un programa de suplementación con megadosis de vitamina A en niños que viven en zonas poco favorecidas y que tienen entre 6 meses y 4 años de edad. Así mismo, el Consejo Nacional de Vacunación acordó una suplementación oral a todos los recién nacidos.

Requerimiento para población mexicana.  Nutriología Médica 3ª edición.

Requerimiento para población mexicana.  Nutriología Médica 3ª edición.

Para asegurar una adecuada ingesta de vitamina A es necesario consumir una amplia variedad de verduras y frutas de color naranja, rojo o amarillo como la papaya, la zanahoria, el melón, los pimientos, productos lácteos fortificados, aceite de pescado y granos integrales.