¿Qué son los triglicéridos?

Triglicéridos.jpg

Recientemente una de mis personas favoritas y que más quiero, “por fin” decidió realizarse un perfil de lípidos donde le detectaron los triglicéridos altos. Dicen que en casa del herrero los barrotes son de palo y como sé que no se someterá a un plan de alimentación (pero sí lee mi blog) decidí escribir sobre estos famosos lípidos.

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa presente en el torrente sanguíneo y en el tejido adiposo, o sea las famosas llantitas.

¿Cómo se producen?

La absorción de las grasas se produce en el intestino delgado liberando triglicéridos a la sangre. También, nuestro hígado los produce transformando el exceso de carbohidratos a grasa.

Los triglicéridos almacenados en tejidos musculares se utilizan como fuente de energía durante el ejercicio físico. El exceso de triglicéridos se almacena en el tejido adiposo y podrá ser utilizado cuando el cuerpo necesite esa energía.

Las grasas nos protegen de enfermedades cardiovasculares, pero también las pueden provocar.

Nivel de triglicéridos

  • Normal: menos de 150 mg/dL

  • Limítrofe alto: 150 a 199 mg/dL

  • Alto: 200 a 499 mg/dL

  • Muy alto: 500 mg/dL o superior

    Ver video: Como bajar el colesterol

¿Qué hacer si tienes los triglicéridos altos?

Generalmente al bajar de peso los niveles de triglicéridos también bajan.

Aumenta:

  • Actividad física.

  • Verduras, especialmente de hoja verde (espinaca, acelgas, quelites).

  • Pescado

  • Nueces y semillas

  • Leguminosas.

Cambia:

  • Las bebidas azucaradas y los jugos por agua natural.

  • Los cereales refinados (pan, galletas, postres, cereales de caja) por cereales de grano entero y ricos en fibra.

  • La manteca o mantequilla por aceites vegetales (canola, oliva, aguacate).

Evita:

  • Alimentos con grasas saturadas como: mantequilla, nata, helados de crema, carnes muy grasosas, piel del pollo.

  • Alimentos fritos.

  • Embutidos en general.

  • Harinas refinadas: bollería, pasteles, donas.

  • Chocolates.

  • Azúcar.

  • Bebidas alcohólicas.

Si aún con cambios en la dieta y estilo de vida se mantienen elevados los niveles, el médico deberá prescribir algún medicamento.

Los triglicéridos son un enemigo silencioso, no esperes a tener un evento cardio o cerebrovascular para hacer pequeños cambios en tu alimentación.

Somos lo que comemos vs. lo que nos movemos.