Superalimentos a un súper precio 

Superalimentos a superprecio.jpg

Los superalimentos (también conocidos como “superfoods”), se han vuelto una tendencia a nivel mundial, incluso, algunos supermercados destinan pasillos completos a este tipo de productos. Su popularidad se debe -además de que están de moda- a su alto valor nutrimental, tanto que algunos de ellos son considerados como alimentos funcionales pues mejoran la salud de quien los consume. 

Desafortunadamente, los alimentos que se conocen como “superfoods” suelen ser costosos porque la mayoría de los que se recomiendan no se producen en nuestro país, sin embargo, México cuenta con una gran biodiversidad de alimentos similares que igualan o superan la calidad nutrimental de estos productos.  

QUINOA vs AMARANTO

Se trata de cereales con alto aporte de proteína, ricos en fibra, libres de gluten y de bajo índice glucémico (es decir, que no elevan rápidamente los niveles de glucosa en sangre). 

El amaranto puede consumirse de muchas maneras, no solo en productos terminados como alegrías, galletas o granola. Se puede utilizar para espesar sopas, en ensaladas, espolvoreado en fruta, como parte de un licuado mañanero, así como en empanizados o guisos. 

Un dato: La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre un valor proteico ideal de 100, han valorado al amaranto en 75 (1).

CEREZAS vs CAPULINES

Los capulines son unos pequeños -y olvidados frutos- de la misma familia que las cerezas, comparten sabor, apariencia y cualidades nutrimentales. Estos frutos se caracterizan por ser ricos en antioxidantes que benefician la salud del corazón y a personas que padecen gota, gracias a sus poderosas propiedades antiinflamatorias (2, 3, 4).

Un dato: De acuerdo al Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes, tres tazas de capulines aportan solo 63 kilocalorías.

SALMÓN vs SARDINAS

Al salmón se le conoce como uno de los alimentos más nutritivos del planeta, sin embargo, es -muy- costoso pues no se produce en México. Sus atributos nutrimentales se pueden obtener en las sardinas. Estos pequeños pececillos tienen grandes cualidades. Son bajos en mercurio, ricos en ácidos grasos omega 3 a los que se les atribuyen beneficios cardiovasculares, antiinflamatorios y cognitivos. Suelen recomendarse a mujeres embarazadas y adultos mayores por su considerable aporte de calcio.

Un dato: Las personas que tienen problemas renales o ácido úrico elevado (gota) deben evitar su consumo, así mismo, las personas que padecen hipertensión deberán enjuagar las sardinas antes de comerlas para disminuir su contenido de sodio. 

KALE vs QUELITES

Si bien el kale o la col rizada está dentro de los alimentos más saludables, en México tenemos la fortuna de producir una enorme variedad de quelites. Estas plantas, al igual que el kale, son ricas en fibra que mejora la salud digestiva, vitamina C y K, antioxidantes y betacarotenos que combaten los radicales libres y previenen algunos tipos de cáncer. 

Un dato. Recientes investigaciones sugieren el consumo de quelites como tratamiento contra la gastritis (5).

GOJI BERRIES vs GUAYABAS

Si bien los goji berries son considerados como un alimento maravilla con una larga lista de beneficios a la salud (algunos carentes de evidencia), una de las cualidades que sobresale es su alto aporte de antioxidantes y vitamina C. Una porción de guayabas (tres piezas) concentra cinco veces más vitamina C que una naranja, por lo que muchos de los beneficios atribuibles a los goji berries los tiene este delicioso fruto (6).

Un dato: Los goji berries pueden interactuar con medicamentos indicados para la presión arterial y anticoagulantes, así mismo, no son recomendados si se está embarazada o amamantando.

Este texto lo escribí para Menú de El Universal.