Tazones saludables

Bowls saludables.jpg

La falta de tiempo es una de las principales excusas para incluir productos de baja calidad nutrimental en la alimentación diaria. Mantener una dieta correcta es más sencillo de lo que se cree, la clave está en planear las compras y dedicar semanalmente un par de horas a la cocina para siempre tener a la mano opciones saludables. 

Los tazones, también conocidos como “bowls” por su nombre en inglés son una práctica y versátil alternativa para llevar comida a la oficina desde casa siempre y cuando se armen combinaciones equilibradas, es decir, que incluya hidratos de carbono, grasa y proteína en una proporción adecuada. 

Considera que el tamaño de la porción depende de las características físicas de cada persona, así como del nivel de actividad, condición de salud y objetivos. 

ARMA TU PROPIO TAZÓN

Importante:  todos los tazones deberán llevar -por lo menos- una porción de verduras.

Importante: todos los tazones deberán llevar -por lo menos- una porción de verduras.

Opción 1

  • 1 taza de quinoa

  • 150 g de salmón o atún sellado y rebanado.

  • ⅓ de taza de mango en cubos

  • ⅓ de taza de pepino en cubos

  • ⅓ de taza de aguacate en cubos

Opción 2

  • ⅔ de taza de arroz integral 

  • ⅓ de taza de lentejas

  • 1 pza. de calabaza de castilla rebanada, ½ pza. de jitomate, ½ pza. de pimiento morrón en tiras y ½ taza de rodajas de cebolla a la parrilla

  • ⅓ de taza de jocoque seco

  • 1 ctda. de aceite de oliva

Opción 3

  • ½ taza de papa en cubos

  • ½ taza de elote desgranado

  • ½ taza de frijoles de la olla (sin caldo)

  • 70 g de falda de res cocida y desmenuzada

  • ⅓ de pieza de aguacate en rebanadas

  • Jitomate cherry al gusto

Recomendaciones generales: 

  • Utiliza hierbas aromáticas como albahaca, perejil, cilantro o menta. 

  • Incluye los tres grupos de alimentos del plato del bien comer: verduras y/o frutas, cereales y/o tubérculos y, leguminosas y/o alimentos de origen animal. 

  • Considera que las leguminosas, los cereales y las verduras cocidas duran de 3 a 4 días en el refrigerador. 

  • El pollo, los mariscos y el pescado deberá consumirse al siguiente día de ser preparado. 

  • Procura recipientes herméticos y -preferentemente- de vidrio para evitar que guarden malos olores.

  • Si no quieres agregar calorías de grasa y azúcar, evita los aderezos comerciales y opta por vinagre balsámico o limón. 

  • Evita los embutidos en general, así como los alimentos fritos, capeados o empanizados. 

Este texto lo escribí para Menú de El Universal.