Cómo bajar los triglicéridos

Bajar los triglicéridos.jpg

Después de comer, el cuerpo transforma las calorías que no necesita en triglicéridos y éstos se almacenan en las células grasas para utilizarse más adelante como fuente de energía. El exceso de calorías en la dieta, especialmente cuando provienen de alimentos ricos en carbohidratos, promueve un mayor aumento de triglicéridos en sangre.

Colesterol vs. Triglicéridos

Ambos son grasas que cumplen importantes funciones en el organismo. Los triglicéridos almacenan calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo, y el colesterol participa en la producción de hormonas y sintetiza los ácidos biliares necesarios para la digestión y la absorción de las grasas.

Los triglicéridos son la principal reserva energética del organismo.

Mientras que el exceso de colesterol promueve la aparición de enfermedades cardiovasculares, el exceso de triglicéridos, además de obesidad abdominal, favorece el riesgo de padecer resistencia a la insulina, síndrome metabólico, pancreatitis y diabetes tipo 2.

OJO. Niveles altos de triglicéridos y colesterol, representa un grave riesgo de eventos cardiovasculares.

Mantener una dieta saludable no es cuestión de vanidad, es de salud y calidad de vida.

La buena noticia es que disminuir los niveles de triglicéridos resulta -relativamente- fácil con pequeños cambios en la alimentación y el estilo de vida.

  1. Disminuye el consumo de harinas refinadas y azúcares simples como pan, galletas, pasteles, postres, refrescos, jugos (también los naturales) y golosinas.

  2. Cambia las bebidas azucaradas por agua natural, café negro, té e infusiones (sin azúcar).

  3. Aumenta el consumo de alimentos ricos en fibra como verduras, frutas (completas y de ser posible, con cáscara), leguminosas (frijol, haba, lenteja, soya, garbanzo) y cereales de tipo integral.

  4. Consume pescado por lo menos dos veces por semana, preferentemente pescados grasos como sardina, salmón, atún fresco, mojarra, sierra y trucha.

  5. Incluye grasas saludables como aguacate, oleaginosas (nueces, almendras, cacahuates, pistaches), semillas y aceites vegetales como el de aguacate y oliva.

  6. Limita el consumo de grasas trans que se encuentran comúnmente en alimentos fritos, comida rápida, sustituto de crema para café y bollería empaquetada.

  7. Realiza por lo menos 30 minutos diarios de actividad física.

  8. Evita el consumo de alcohol pues además de contener calorías que no nutren, incide potencialmente en los triglicéridos. Estudios muestran que beber alcohol llega a aumentar los niveles de triglicéridos más de 50%.

  9. Pierde peso. Se ha demostrado que una pérdida de tan solo el 5% del peso corporal reduce significativamente los niveles de triglicéridos en sangre.

  10. Consulta con un profesional. Las personas con niveles muy elevados de triglicéridos pueden llegar a requerir medicamentos o suplementos alimenticios.

 Considera que pequeños cambios, hacen grandes diferencias. Revisa frecuentemente tus niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Este texto lo escribí para Menú de El Universal.