B9 o Ácido fólico

Ácido fólico indispensable en el crecimiento de todos los tejidos

El ácido fólico es una vitamina del complejo B (B9) necesaria para la producción y el mantenimiento de células nuevas. Esta vitamina es de vital importancia en periodos de crecimiento rápido como la infancia, la pubertad y el embarazo.

Se le conoce como ácido fólico a la forma sintética del folato. Mientras los folatos están de forma natural en los alimentos, el ácido fólico se encuentra en suplementos y alimentos enriquecidos.

  • Es una vitamina hidrosoluble, es decir que se disuelve en agua.
  • El cuerpo no almacena reservas de ácido fólico y por tanto es necesario consumirlo a través de la alimentación diaria.
  • La falta de ácido fólico puede provocar cansancio, pérdida de apetito, debilidad, fatiga, problemas neurológicos y digestivos.
  • Esta vitamina es esencial para el buen funcionamiento del cerebro. Desempeña un papel importante en la salud mental y emocional.
  • El ácido fólico trabaja con la vitamina B12 y la vitamina C para producir nuevas proteínas.
  • Previene la anemia así como otras enfermedades de tipo cardiovascular.

Los folatos se encuentran de forma natural en verduras de hoja verde obscuro como la espinaca, la acelga y el brócoli, en hígado, yema de huevo, betabel, germen de trigo y en leguminosas como el frijol, las habas, el garbanzo.

El ácido fólico está presente en alimentos adicionados como jugos, productos lácteos, panes, cereales, harinas, harinas de maíz, pastas, arroz y otros productos de granos.

¿Sabías que fue hasta principios de 1990 cuando se demostró que las mujeres que tomaban ácido fólico previo a embarazarse reducían en más del 50% el riesgo de que el bebé presentara defectos de nacimiento?

Ojo. Los folatos se destruyen fácilmente con el calor, por lo que siempre será mejor consumir las verduras crudas y con cáscara.