Dieta durante la lactancia

La lactancia representa la etapa de mayor demanda energética para la mujer, ya que además de la energía que necesita para mantenerse saludable, requiere energía para producir leche. 

Es necesario que la mujer lactante (que esté en su peso)  consuma 500 calorías adicionales durante los primeros seis meses y 400 cuando comience la ablactación.

¿Qué son 500 calorías? 

  • Una taza de leche descremada + 1 pera + 2 tortillas de maíz + 30 gramos de queso Oaxaca + salsa verde.
  • Dos molletes con salsa pico de gallo.
  • Dos tazas de fruta + Tres tostadas horneadas con tinga de res y aguacate.

Nutrimentos a cuidar: 

  • Calcio: Lácteos, tortilla de nixtamal, amaranto, sardinas y charales. 
  • Hierro: Carne roja, vísceras, huevo, oleaginosas y leguminosas.
  • Ácido fólico: vegetales de hoja verde, vísceras, res, huevo, pescado y leguminosas.
  • Zinc: Ostiones, cereales fortificados, leguminosas, oleaginosas, carne de vaca, cerdo (lomo), pollo y pavo.

Si la dieta es equilibrada, completa y variada, prácticamente se cumplirán las demandas de estos nutrientes, ojo: “Los suplementos deben tomarse siempre indicados por un profesional de la salud y bajo supervisión médica”.

No olvides consumir suficiente agua natural, al menos 8 vasos por día.  Evita el consumo de alcohol, café y tabaco durante éste periodo.

Es importante resaltar que de una buena alimentación depende la calidad de la leche materna no la cantidad; ésta última obedece 100% a la succión del bebé, a mayor demanda, mayor producción.

La alimentación durante esta etapa es pieza clave para una buena nutrición tanto de la madre como del bebé. 

Somos lo que comemos vs. lo que nos movemos.